Cinaruco Caney está dotado en todas sus áreas con generosos espacios pensados para el descanso y/o para compartir gratos encuentros con familiares y amigos.

En el centro, el comedor y la cocina conforman una unidad articuladora llamada “Bola de Fuego”, que hace mención a una leyenda llanera sobre un corazón envuelto en llamas que recorre la inmensidad de las llanuras; trasladado a este espacio esa “Bola de Fuego” representa el impulso que recibimos a través del alimento.

Gracias a dios conocí uno de los mejores sitios llaneros, el mejor ambiente y una atención como en familia. Disfrute de la  amistad de compañeros y la dicha de conocer  personas tan importantes todas ellas con una sola intención, la de pasar un día diría yo de total llaneridad. Hermes Romero Vidal. Portador de la manifestación. Encuentro de la Red de Investigadores del “Territorio Sonoro del Joropo” y socialización del Plan de Especial de Salvaguardia de “Los Cantos de Trabajo de Llano”. Marzo 2014

Leas mas testimonios

Alimentación

En la hospedería se ofrece servicio de alimentación y comidas en el comedor Bola de Fuego

 

Desayunos: Entre las 6 a.m. y 9 a.m.

Se ofrecen 4 tipos de desayuno:

El continental,  El  Llanero, El  Ranchero, El  Campesino  y  El Criollo.

En  el valor de la tarifa está incluido alojamiento el desayuno y el seguro hotelero.

 

Almuerzos:  Entre las 12 p.m. y 2 p.m. Reserva previa.

 

Cena: Entre las 6 p.m. y 8 p.m. Reserva Previa.

Carne  de res, cerdo y  pollo a la plancha acompañada con  ensalada, papas fritas o tungo (envuelto de arroz), hamburguesas, sándwich de jamón y queso, chorizos y arepas de queso. 

Jugos: De Lulo, piña, mora, guayaba, mango entre otros.

También pueden compartir un tradicional almuerzo en la “Cocina Vieja”. (previa reserva)  Este espacio rememora a las antiguas cocinas de los grandes hatos llaneros en donde muy de madrugada y con un hirviente café “cerrero” los trabajadores se alistaban para las faenas del día. El horno de barro, el asador de “mamona” y el fogón de leña le imprimen a los alimentos el auténtico sabor de la comida llanera.

 

 

Amplias zonas verdes adornan el paisaje en el que predominan majestuosos samanes y guaduales que, junto al caño Pozo Azul, que corre a un costado, producen corrientes de brisa que refrescan el entorno que  le permiten al huésped realizar caminatas en algunos   tramos o montar en bicicleta.  También cuenta con una malla de voleibol,  canchas de microfootball, mesa de pimpón,  juego de ranas y juegos de mesa.
Los huéspedes tienen el privilegio de disfrutar de este amable ámbito ya sea en cómodas asoleadoras, o tomando un resfrescante baño en la moderna piscina, o preparando un rico asado en el B.B.Q.

Comentarios de nuestros huéspedes.